jueves, 23 de septiembre de 2010

PANDILLA DE LOCOS


Andan cabizbajos, decaídos, ojerosos... A ratos incluso lloran, se abrazan, suenan sus narices con pañuelos de papel blanco. Yo no alcanzo a comprenderlo. Cada vez estoy más confundido. ¡Si se terminó la crisis! Ya no hay madrugones, ni problemas para llegar a fin de mes. Mi casero ha dejado de venir a reclamar el alquiler, mi jefe ya no me incordia, no recibo cartas del banco, ni multas de tráfico... ¡ni notificaciones de Hacienda! ¡Me encuentro mejor que nunca!

¿De dónde se habrá sacado, esta pandilla de locos, eso de que estoy muerto?

12 comentarios:

  1. Jeje, muy bueno, Susi, da mucho juego para pensar...

    ¿Y si los que están muertos, hace ya tiempo, son la pandilla de locos que se suena los mocos con klínex y sigue pagando religiosamente a Hacienda?

    Cortito pero jugoso, ¿eh?

    ¿Te vas a especializar ahora en delicatessen literarias ;)?

    Un besito, cielo.

    ResponderEliminar
  2. ...ufffffffffff...mejor no pensarlo!


    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Bueno... muy bueno... en realidad me pregunto a veces.. llegaremos a "vivir" un momento asi... sera posible vernos muertos...
    Que loco!!
    Saludos desde Mexico XD

    ResponderEliminar
  4. jajajaja Pues si, hay que estar "muy" muerto.
    Un texto concentrado que parece un chiste; pero tela marinera lo que esconde.

    Muy bueno, Susana.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno, no podía ser de otro modo. ¿Sin crisis? Muerto seguro. Y mira que bien pensado da penita la situación.
    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. Mejor estar vivita y coleando , aunque nos acompañe la crisis !

    Besos desde Málaga.

    ResponderEliminar
  7. ¡Ay, Susi, qué bonitos tulipanes ;), cómo me han emocionado!

    Tus palabras, además de SUPER MÁGICAS, son cristalinas y llenas de ternura :=)

    Un besito enorme...

    PSD: me funciona regular el correo; me está devolviendo muchos de "hotmail"... mañana lo intento otra vez... Ahora me voy a tomar una infusión y a dormir, estoy agotaditaaaaaaa!!

    Besitos, super mega Susi :)

    ResponderEliminar
  8. Quiero daros las gracias por leerme a pesar de que mi blog esté últimamente de "capa caída". No tengo mucho tiempo para atenderle como se merece, la verdad, pero me hace muchísima ilusión que paséis por aquí.

    Gracias, Mar (con todo el corazón), mi malagueña Annick, Maribel, Ardillita, mi mexicano favorito Vivispato y Neogeminis. Os mando un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  9. Jajajajaja, que bueno Susana
    andaba yo sin ideas de por qué estaban todos tan tristes con lo bien que se sentía el otro cuando te desembuelves con que está muerto.
    Jajajjaja, si es que era demasiado bonito para ser real
    Un beso de Mar

    ResponderEliminar
  10. Ya sé que no acostumbro a dejar mi rastro en este blog para la reflexión pero es que el tema "mortuorio" de dos microrrelatos seguidos me ha preocupado, ja, ja, ja... Quienes te conocemos en persona estamos acostumbrados a tropezarnos con alguna confitura macabra en tu conversación de vez en cuando, pero ver que estas torman carta de naturaleza de una forma casi sistemática por escrito son ya palabras mayores... Me tienes en vilo, porque a la tercera, ya se sabe, y ahora que tienes nuevas responsabilidades (felino)-familiares... ¡No quiero ni pensarlo!

    Un beso,

    Ignacio

    ResponderEliminar
  11. Hola Mar. Al menos nos seguimos riendo, a pesar del tinte de drama que en realidad tiene este micro. Jejeje. ¡Que no decaiga el ánimo!

    Un besito.

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Mi Anónimo amigo!! ¡Que alegría verte por aquí! Ya sabes tú que lo mío es puro teatro... ¿o quizá no?...

    Un besazo y gracias por leerme (¡y por aguantarme!)

    ResponderEliminar